..::Followers::..

Saturday, June 9, 2012

Imprimiendo el sabor de la vida en el Valle de Guadalupe (parte 1)

El 21 de abril tomé un vuelo de la Ciudad de México hacia Tijuana sin grandes expectativas, sería un viaje, un viaje como cualquiera de los que he realizado durante poco más de un año sin pensar que después de 3 horas de trayecto mi perspectiva sobre Baja California Norte daría un giro de 180 grados.

Dora Luz Villarino directora de Baja Wine Tours fue la encargada de darnos una cálida bienvenida al llegar a "Tijuas", como le digo de cariño, y confieso que no sabía exactamente cuántos conformaríamos y nunca esperé que fuéramos poco más de 30 personas las que nos reunimos al rededor de Dorita. Después de los protocolos iniciales y diplomáticos del saludo entre desconocidos, abordamos un pequeño autobús que nos condujo hasta Puerto Nuevo, Ensenada.

La casa de las langostas y nuestro primer encuentro enológico
Langostas Puerto Nuevo, Ensenada
Puerto Nuevo en Ensenada es reconocido internacionalmente por su platillo estrella; la Langosta, una tradición que inició en los años 50 cuando los pescadores y sus esposas ofrecían este manjar a los turistas estadounidenses añadiendo un poco de gastronomía mexicana sirviéndolas con arroz, frijoles, salsa y tortillas de harina. 

Sin duda, este peculiar estilo de comer langosta ha convertido a este puerto en una parada obligada que ayudará a abrir y despertar ese sentido gastronómico que por el ritmo de vida que llevamos actualmente hemos dejado de lado, sin darnos el tiempo de disfrutar realmente los sabores tan peculiares que nos ofrecen platillos como este y que se encuentran en el gran abanico de estilos dentro de la gastronomía mexicana. 

El mejor lugar para comer este delicioso platillo es La Casa de la Langosta, ubicada en la Avenida Rentería número 3, y donde después de servirnos nuestra respectiva langosta partida por la mitad rodeada de todos los aditamentos necesarios para crear la mejor combinación posible (salsa, frijoles, arros y tortilas) llegó la hora de maridar. 

Cursi, Hacienda La Lomita
¿Maridar? es una palabra que impacta en el momento en que el mesero te ofrece diferentes etiquetas de vino, entre tintos, blancos y rosados. Me sentí algo aturdida, no sabía realmente cuál iba mejor o por qué debería escoger este o aquel, aunque por cultura general y mi básico conocimiento sobre el tema recordé que el blanco le va mejor a los mariscos. De entre los vinos que me ofrecieron hubo uno que rápidamente atrajo mi atención por su nombre tan original; seleccione un Cursi rosado elaborado por Hacienda La Lomita, para después comunicarme con ellos vía twitter para notificarles el maridaje que realizaba... recuerdo muy bien que contestaron: "Nuestro cursi le va muy bien a la Langosta" ¿le va muy bien? al fin novata nunca encontré la diferencia o por qué le iba bien o mal y simplemente bebí, cosa que cambiaría radicalmente con el paso de los días. 

Terminamos nuestro primer encuentro un poco bebidos y decidimos ir por un poco más y celebrar nuestra llegada y socializar para que el grupo comenzara a compenetrarse. 

La Hussong's una cantina con historia
Cantina Hussong's más de un siglo
de historia y tradición
De vuelta en el autobús y ya encaminados al Valle de Guadalupe algunos miembros del grupo de fundadores  del grupo decidieron realizar una parada en la cantina Hussong's de Ensenada. Establecida en el año de 1982 es difícil imaginar que tanto su barra como el espejo que refleja el movimiento al interior de la cantina tenga poco más de cien años de antigüedad ya que el estado de conservación del mobiliario es impresionante, como si  el tiempo se hubiera detenido y encontraras a personajes como Bing Crosby o Marilyn Monroe degustando una margarita, que por cierto es la especialidad del lugar.  

Las bebidas que pides las pagas al instante, la botana es una bolsa  con aproximadamente medio kilo de cacahuates sin pelar donde la cáscara tradicionalmente se tira al suelo creando una especie de capa de aserrín isntantaneo. Un peculiar fotógrafo ronda el lugar pero si piensas en pedirle él te tome una foto, estás equivocado, porque él se tomará una foto contigo mientras una banda toca y canta covers de grandes iconos de la música como Pink Floyd y los Eagles al más puro estilo norteño. 

Era hora de irse. Nuestro primer encuentro con el Valle de Guadalupe nos esperaba. 

(Continuará)

No comments: